COLOMBIA

Cargando...

CREENCIAS DE LOS COLOMBIANOS

CEMENTERIO CENTRAL- BOGOTA

ANGEL QUE DENOTA EL SILENCIOSO CEPULCRO


ANGEL CUSTODIO DEL CEMENTERIO CENTRAL
El Cementerio Central de Bogotá, declarado Monumento Nacional en 1984, fue construido en pleno casco urbano de la capital colombiana en el siglo XVIII, luego de ser prohibidas las inhumaciones en los atrios de las iglesias, cerca de otros edificios importantes en esta época, como: el matadero, la cárcel y los hospitales.


El cementerio está construido en forma elíptica, simbolizando la subida de las almas al cielo. Allí, en numerosas criptas, mausoleos, ermitas y monumentos descansa la gran mayoría de los personajes ilustres de la historia de Colombia: los presidentes de la República, escritores, intelectuales, pensadores, grandes comerciantes, etc.

Leo Kopp y su tumba en el Cementerio Central de Bogotá

TUMBA DE LEO KOPP. DICEN A SU OIDO PETICIONES
Pero hay una tumba especial, la más visitada, del judío y masón más querido de Bogotá, conocido como Don Leo. En su tumba, sobre la cual aparece una figura dorada, todos los días, los hombres, las mujeres, los niños, pobres y ricos hacen fila para llevarle flores, susurrarle al oído y pedirle milagritos. Las mujeres le piden novios, amantes o buenos maridos; los hombres goles de sus equipos favoritos de fútbol; las familias pobres le ruegan por las casas o un trabajo digno. Y Don Leo; recibe las flores, escucha y cumple los sueños.
Don Leo Siegfried Kopp fue un alemán, judío y masón más famoso de Latinoamérica nacido en Offenbach, Alemania, el 14 de agosto de 1858 como uno de los nueve hijos del fabricante de ropa Leopold Kopp y su esposa Johanna Koppel.

Don Leo junto con su hermano Emil llegaron a Colombia en 1886 a través de Venezuela. En esta época, a pesar de que Alemania había ganado la guerra contra Francia (1871), muchos alemanes católicos, protestantes y judíos emigraron a Sudamérica, en búsqueda de libertad personal y económica. El gobierno colombiano estaba muy abierto a los jóvenes extranjeros europeos que traían conocimientos científicos y comerciales. La mayoría de los inmigrantes se casaba con mujeres colombianas. Uno de ellos fue Don Leo Kopp que se casó con Doña Mary Castello. Juntos, el 4 de abril de 1889, fundaron la "Sociedad Kopp y Castello" que dio inicio a la famosa cervecería Kopp Deutsche Brauerei Bavaria, la posterior Bavaria.

En este tiempo, los colombianos no conocían la famosa bebida alemana, la cerveza. Aquí se tomaba la bebida local preparada de maíz fermentado, conocida como chicha. Con la cervecería alemana empezó la gran difusión de cerveza y poco a poco la preferencia de los colombianos por la chicha se ha ido perdiendo. Se presentaba la cerveza como una bebida sana que ayudaba contra las enfermedades del estómago y el insomnio, daba la energía a los trabajadores y mejoraba la calidad de leche materna. La chicha, en cambio, fue considerada bebida dañina para la salud y causante de la idiotez.

La empresa de Don Leo fue muy moderna y amigable. Se construyó un barrio de casas para los trabajadores para que puedan vivir cerca del trabajo. Don Leo abrió pozos y construyó tuberías de agua para garantizar a sus trabajadores el agua potable. La leyenda de su generosidad se expandió muy rápidamente por toda la región y en muy poco tiempo, el sueño de muchos fue trabajar en Bavaria que marcaba el ritmo de vida del centro de Bogotá.

El imperio de Leo Kopp fue fundado en lo que hoy en día es el corazón de Bogotá, donde vivo, es decir en uno de los barrios mejor ubicados y arquitectónicamente más bonitos de la capital colombiana. Allí donde antes existía la cervecería, se encuentra actualmente en Centro Internacional y de Comercio, el Museo Nacional, importantes empresas, firmas internacionales, bancos, hoteles y entidades culturales.

A pesar de que 116 años después de la fundación de la cervecería, en julio de 2005, quedó en manos del grupo británico-sudafricano SABMiller, la segunda cervecera más grande del mundo que pagó por esta compra los 6.600 millones de euros, los bogotanos no olvidan a Don Leo. Todos los días, le llevan rosas frescas, pan y maíz para los pajaritos que se sientan en su tumba, le cuentan sus problemas y piden que les ayude. La leyenda sigue, porque los colombianos a pesar de ser católicos, creen en lo que quieren, porque, como dijo uno de los sacerdotes colombianos; La fe del pueblo es más fuerte que la fe de la Iglesia".

Así como las preferidas de Don Leo son las rosas, las flores preferidas de las hermanas Bodmer son los claveles blancos, símbolos de pureza e inocencia. María Benita y Elvira Bodmer son al igual que Leo Kopp, parte del Cementerio Central. Su estatua igualmente dorada a la de Kopp, atrae a múltiples de seguidores pues según ellos, las hermanitas son ángeles que interceden ante Dios por los hombres. Aunque no se sabe la razón de la muerte de estas hermanas, sin embargo existe cierto consenso en que murieron quemadas. Juan Riaño, un bogotano que cree en los milagros de estas hermanas, es de los que cree que murieron quemadas “eran unas hermanitas que una por salvar a la otra en un incendio se quemaron las dos”. A estas hermanas no se les pide por trabajo, en cambio se les pide por salud sobre todo de los niños “les rezo por el bienestar de mis hijas y la salud de la familia” dice Riaño.
HERMANAS BODMER
Es curioso no sólo que no se sepa verdaderamente la causa de la muerte de estas niñas que murieron con un día de diferencia en Julio de 1903 pero que por creencia popular se rumora que fue en un incendio; sino que también a estas hermanas se les conozca como las gemelas cuando nacieron con tres años de diferencia:
Entre muertos como Leo Kopp y las hermanas Bodmer, que fueron consagrados como santos por voz popular y no porque así la Iglesia lo disponga, y entre vivos que se ganan la vida mintiendo y disfrazándose de religiosos cuando lo único que hacen es repetir la misa de la Iglesia Católica Romana, el Cementerio Central se constituye como un lugar que hay que visitar. Estas y muchas historias podrá encontrar usted mientras recorre este cementerio histórico de Bogotá en el cual se conocen las creencias populares y ritos más conocidos de los bogotanos y el cual alberga a ex presidentes, políticos, poetas y a familias adineradas en mausoleos, pero también a pobres en tumbas más corrientes.    



ALGUNAS TUMBAS FAMOSAS
TUMBA DE ORESTE SINDICI. CREADOR DE LA MUSICA DEL HIMNO NACIONAL DE COLOMBIA


ALGUNAS SUPERTICIONES DE LOS LLANEROS

Las supersticiones son todos los agüeros que poseen las personas creyentes o rezos que se realizan para atraer  o alejar la suerte.   
                   
*    Quienes tienen negocios, especialmente tiendas y almacenes, además de protegerlos con una mata de sábila que se cuelga detrás de la puerta principal, evitan hacer la primera venta del día a una mujer.
*       El llanero monta por el lado izquierdo porque dice que por el lado derecho monta el diablo. 
*   Cuando una mariposa o un abejón entran a una casa se dice que va a llegar visita. Si la mariposa es negra pueden llegar malas noticias. 
*       Se dice que el café no se debe tomar frío, pues en esta forma es fácil dar bebedizos. 
*   Se dice que para causarle daño a un negocio se le riega sal. De esta forma bajarán las ventas y le caerá guiña al establecimiento. 
*   El llanero cree que si por algún motivo un niño recién nacido o de pocos meses tiene contacto con personas que hayan estado en un velorio se enfermarán por el "hielo del muerto" y le da “sutera”, que es el aniquilamiento persistente de niño que debe ser mondongueado. 
*    Si un alcaraván pasa cantando sobre una casa llegará una niña; si pasan dos llegará un niño. Si pasan tres, o sea, número impar, será una niña. 
*       Se cree que si uno unta limón en la mordedura de un perro, habiendo dejado la mitad del limón en el árbol cuando está se seque y caiga, se le caerán los dientes al perro. 
*     Se da por cierto que, luego de sacarle el corazón a una quincha (colibrí) y tostarlo y hacer una especie de pomada con manteca de lagartijo y agregarle un perfume fino, al untarse en la palma de la mano un poco de este embrujo la persona le corresponderá al amor declarado mentalmente cuando le da la mano. 
*       Los llaneros creen que las culebras suelen morder en la sabana en las horas en que el sol no es fuerte: hasta las 9:00 a.m. y después de las 4:00 p.m. 
*       Los perros aúllan o lloran cuando ven el diablo o cuando se va a morir alguien de la casa. 
*       La llama del fogón se agita produciendo un ruido especial cuando va a llegar visita. 
*       Los micos son ángeles malos que no alcanzaron a entrar al infierno y cayeron a la tierra. 
*       El llanero es supersticioso. Por eso cree en la mala sangre, o sea la fuerza que emana de algunas personas, casi siempre de ojos claros. Las mujeres embarazadas y los hombres que hayan tenido relaciones sexuales la noche anterior, hacen mala sangre. 
     


Los velorios en el Litoral Pacifico.
CHIGUALO O GUALI
 El velorio es una  ceremonia popular que se acostumbra en el Litoral Pacifico colombiano, con el fin de  propiciar al santo patrón del pueblo o la vereda, o celebrar una devoción especial a un santo que venera una familia o para rendir homenaje a un santo peregrino. En el velorio intervienen las cantadoras o mujeres que cantan las alabanzas y las gentes del caserío y de los poblados vecinos, quienes intervienen en las horas de la noche en esta ceremonia que es un verdadero ritual.
Algunos hombres tocan los tambores, turnándose en esta actividad durante la noche; toman chapil o chancuco que es bebida de velorio, y en algunos casos empiezan las danzas en la madrugada.
Se sacan del recipiente, se dora el pimentón picado, se echan las dos leches del coco y se pone al fuego.
Cuando hierva se le agregan los caracoles y los calamares y se prepara como un arroz corriente.
Cuando ya esté el arroz se le añaden los camarones, la langosta y las muelas de cangrejo y se termina de coser. 

MITOS Y LEYENDAS

Mitos mayores: Son los que protegen la naturaleza. Ejemplo: La patasola, la madremonte, el mohan

Mitos menores: Se asimilan a genios maléficos o traviesos. Ejemplo: Los duendes y las brujas buscan molestar a la gente o solo juegan con ellos.

Los espantos. Son simples visiones o sugestiones emparentadas con los espíritus o ánimas de los muertos y se localizan en lugares sombríos como cementerios graneros y casonas destruidas.

Leyendas: Son narraciones de acontecimientos reales contadas de forma fantasiosa.
La leyenda del dorado.



Los velorios en el Litoral Pacifico.
CHIGUALO O GUALI
El velorio es una  ceremonia popular que se acostumbra en el Litoral Pacifico colombiano, con el fin de  propiciar al santo patrón del pueblo o la vereda, o celebrar una devoción especial a un santo que venera una familia o para rendir homenaje a un santo peregrino. En el velorio intervienen las cantadoras o mujeres que cantan las alabanzas y las gentes del caserío y de los poblados vecinos, quienes intervienen en las horas de la noche en esta ceremonia que es un verdadero ritual.
Algunos hombres tocan los tambores, turnándose en esta actividad durante la noche; toman chapil o chancuco que es bebida de velorio, y en algunos casos empiezan las danzas en la madrugada.